Editorial al Número 30, Revista Mal de Ojo.

Es la literatura la primera fuente histórica con la que un territorio cuenta a la hora de buscar el testimonio de quienes la habitan. Es en ese hablar donde al hurgar se descifran las consonantes de la memoria, un latido persistente que nos hace recordar en el instante, que sin la voz no puede haber tejido sobre el cual cimentar la realidad. El articular donde se entraman el presente y el pasado, logra hacerse válido en la palabra y por ende, nos lleva al no desaparecer. Sigue leyendo “Editorial al Número 30, Revista Mal de Ojo.”

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑