Poema para ella

Se trató de una mujer
De una mujer músico, madre, abuela
De una única mujer que tuvo
Tan solo una única hija

Ellas fueron a la vez que
Estuvieron
Comieron
Bebieron
Rieron y amaron
Juntas y por separado.

El norte atrajo la brújula de la hija
La cuerda atrajo la brújula de la madre.

Y ya casi en la mitad de los años
Una fría noche de mayo
El mismo patio que vio correr a la única nieta
Sostuvo a esa única mujer en el aire
Casi como un pulso directo a la tierra

La mujer colgada, ya cadáver se perpetúa
En el recuerdo de quienes ahora la lloran

No dejó carta alguna
No dijo palabra alguna
No dio el último abrazo ni el último beso
Se perdió en la oscuridad de la noche
Se perdió en el frío del espacio.

Una única hija aún la espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: